Se dice que el azúcar blanco se ha convertido en el veneno del siglo XXI, pero, ¿ en que nos perjudica  su consumo? Pues bien, el azúcar blanco produce residuos ácidos que hacen que el cuerpo para neutralizarlos saque calcio de nuestros huesos, y esto comporta al mismo tiempo una bajada en las defensas de nuestro organismo.
Y ¿qué alternativas podemos encontrar actualmente en el mercado? En el vídeo de muy encontrados os listo algunas:
– La stevia  y el azúcar de coco, son una de las alternativas más buenas, aun así el exceso como en todos los casos puede ser perjudicial.
– La panela o rapadura, azúcar extraído directamente de la caña de azúcar, no es refinado ni ha sufrido ningún procedimiento químico y a diferencia del azúcar blanco conserva todos los nutrientes.
– La melaza de cereales, que se obtiene por un proceso enzimático natural a partir del grano de arroz o la cebada cocida.
– El concentrado de manzana, una buena alternativa por los más pequeños.
– La miel como alternativa siempre que sea natural y la extracción esté por debajo los 40°, puesto que la parte antibiótica se mantiene. A más de 80° el producto es más líquido y menos  beneficioso
– El jarabe de arce, contiene muchos minerales pero también mucha sacarosa.
– La agave, a pesar de que el gusto es extremadamente dulce. En menos cantidad tienes la dulzura del azúcar blanco y no es un producto refinado.
¿Cómo podemos conseguir que el cuerpo nos pida menos azúcar? ¿Cuál es la alternativa más idónea? Os lo explico en el espacio de Ben Trobats.

Inscríbete a la newsletter mensual para recibir recetas exclusivas y estar al día de las novedades

¡Muchas gracias! En breves recibirás noticias