INGREDIENTES

 250 grs Agua
 80 grs Aceite de oliva virgen extra
 100 grs Harina de arroz
 30 grs Harina de arroz glutinoso
 4 Huevos frescos
 4 grs Sal
 1 Piel de naranja
 1 Piel de limón
 1 Rama de canela
 5 grs Semillas de anís
 1 cuchara Aceite de oliva virgen extra
 1 cuchara Azúcar panela
 1 cuchara Canela en polvo
ELABORACIÓN

1

Calentar el agua junto con las pieles de limón, naranja y la rama de canela, el aceite y la sal. Cuando rompa el hervor, apagar el fuego y reservar tapado 15 - 20 minutos para infusionar. Colar los aromas y volver a calentar. Cuando rompa el hervor, retirar del fuego. Incorporar la harina tamizada toda junta, removiendo enérgicamente con pala, hasta que la masa se vea lisa y homogénea y se separe del fondo del cazo. Reposar para bajar la temperatura. Pasar la masa al bol del robot. Utilizar la varilla para añadir los huevos poco a poco en forma de hilo, esperar a que emulsione bien cada vez. La masa estará lista cuando caiga en forma de cinta y se vea lisa y brillante. La cantidad de huevo puede tener ligeras variaciones puede que necesite algo más o puede que no haga falta ponerlo todo.

Freir en pequeñas bolitas (formar las bolitas sobre la mano aceitada) en abundante aceite a 180 Cº. Con ello conseguiremos que no absorba el aceite y quede cocinado al vapor por dentro y sellado por fuera. Escurrir en papel absorbente y espolvorear con azúcar grano mezclada con canela.

Conservación: se puede congelar la masa cruda.

Ingredientes

 250 grs Agua
 80 grs Aceite de oliva virgen extra
 100 grs Harina de arroz
 30 grs Harina de arroz glutinoso
 4 Huevos frescos
 4 grs Sal
 1 Piel de naranja
 1 Piel de limón
 1 Rama de canela
 5 grs Semillas de anís
 1 cuchara Aceite de oliva virgen extra
 1 cuchara Azúcar panela
 1 cuchara Canela en polvo

Instrucciones

1

Calentar el agua junto con las pieles de limón, naranja y la rama de canela, el aceite y la sal.
Cuando rompa el hervor, apagar el fuego y reservar tapado 15 - 20 minutos para
infusionar.
Colar los aromas y volver a calentar. Cuando rompa el hervor, retirar del fuego.
Incorporar la harina tamizada toda junta, removiendo enérgicamente con pala, hasta que la masa se vea lisa y homogénea y se separe del fondo del cazo. Reposar para bajar la
temperatura.
Pasar la masa al bol del robot. Utilizar la varilla para añadir los huevos poco a poco en forma
de hilo, esperar a que emulsione bien cada vez.
La masa estará lista cuando caiga en forma de cinta y se vea lisa y brillante.
La cantidad de huevo puede tener ligeras variaciones puede que necesite algo más o puede que no haga falta ponerlo todo.

Freir en pequeñas bolitas (formar las bolitas sobre la mano aceitada) en abundante aceite a 180 Cº. Con ello conseguiremos que no absorba el aceite y quede cocinado al vapor por dentro y sellado por fuera.
Escurrir en papel absorbente y espolvorear con azúcar grano mezclada con canela.

Conservación: se puede congelar la masa cruda.

Buñuelos de viento sin gluten