INGREDIENTES

Base de tartaletas
 120 g de harina de teff
 120 g de harina de almendras(almendras trituradas)
 5 g de sal marina
 pimienta negra recién molida al gusto
 10 g de sésamo sin tostar
 80 ml de ghee o aceite de oliva
 60 ml de agua mineral (si está fría mucho mejor), preferiblemente con gas
Para el relleno
 300 g de espinacas frescas ya limpias más 50 gr para decorar
 1 diente de ajo cortado fino
 2 cebollas cortadas bien finas
 30 g de anacardos remojados toda la noche
 Leche de arroz para triturar los anacardos
 150 ml de crema arroz
 20 ml de aceite de oliva
 Sal marina
 Un poco de curri o nuez moscada
ELABORACIÓN

Base tartaletas
1

Precalentar el horno a 200° C. Mezclar los secos, o sea, la harina de teff, la harina de almendras, el sésamo, la sal, la pimienta y las especias.

A parte ,mezclar el ghee o el aceite de oliva con el agua mineral con gas, batir vigorosamente durante al menos 1 minuto hasta que la mezcla parezca cremosa y ligeramente espumosa. Verter esta mezcla sobre la mezcla de harinas y especias y revolver con un tenedor para mezclar hasta que no quede harina seca (si la mezcla resulta demasiado seca, se pueden añadir una o dos cucharadas más de agua mineral con gas, pero sólo si se es necesario). Puede que la masa quede un tanto quebradiza, como arenosa, trabajarla hasta que quede homogénea intentando no añadir mucha agua de más, ya que si no, después al hornearla se rompería. Es preferible que quede un poco arenosa que no demasiado húmeda

Una vez bien mezclada, la ponemos en los moldes elegidos apretando la masa con los dedos y adaptándola al molde. Y la hornearemos entre 8 y 12 minutos dependiendo del horno. Una vez cocidas dejar enfriar completamente.

Para el relleno
2

Triturar los anacardos con un poco de leche de arroz hasta obtener una textura muy densa y cremosa.

Para saltear las espinacas poner aceite y ajo en frio en una sartén. Cuando empiece a calentar incorporar la cebolla y dejarla hasta que esté translucida. A continuación incorporar los 300 gr de espinacas cortadas bien finas unos minutos. Procurar no cocinarlas demasiado para que no pierdan color y así mantengan mejor la clorofila. Añadir la crema arroz y dejar cocinar un minuto junto con el curri, la sal, la crema de anacardos y la pimienta. Dejar enfriar

Rellenar las tartaletas y decorar con las espinacas frescas que hemos reservado cortadas finas para dar volumen.

Si queremos que las tartaletas no se remojen muy rápidamente con el relleno, las podemos pintar con ghee y dejarlas en la nevera antes de rellenar. La capa de grasa evitará que la humedad entre en la masa y así se mantendrá crujiente.

Ingredients

Base de tartaletas
 120 g de harina de teff
 120 g de harina de almendras(almendras trituradas)
 5 g de sal marina
 pimienta negra recién molida al gusto
 10 g de sésamo sin tostar
 80 ml de ghee o aceite de oliva
 60 ml de agua mineral (si está fría mucho mejor), preferiblemente con gas
Para el relleno
 300 g de espinacas frescas ya limpias más 50 gr para decorar
 1 diente de ajo cortado fino
 2 cebollas cortadas bien finas
 30 g de anacardos remojados toda la noche
 Leche de arroz para triturar los anacardos
 150 ml de crema arroz
 20 ml de aceite de oliva
 Sal marina
 Un poco de curri o nuez moscada

Directions

Base tartaletas
1

Precalentar el horno a 200° C.
Mezclar los secos, o sea, la harina de teff, la harina de almendras, el sésamo, la sal, la pimienta y las especias.

A parte ,mezclar el ghee o el aceite de oliva con el agua mineral con gas, batir vigorosamente durante al menos 1 minuto hasta que la mezcla parezca cremosa y ligeramente espumosa.
Verter esta mezcla sobre la mezcla de harinas y especias y revolver con un tenedor para mezclar hasta que no quede harina seca (si la mezcla resulta demasiado seca, se pueden añadir una o dos cucharadas más de agua mineral con gas, pero sólo si se es necesario).
Puede que la masa quede un tanto quebradiza, como arenosa, trabajarla hasta que quede homogénea intentando no añadir mucha agua de más, ya que si no, después al hornearla se rompería. Es preferible que quede un poco arenosa que no demasiado húmeda

Una vez bien mezclada, la ponemos en los moldes elegidos apretando la masa con los dedos y adaptándola al molde. Y la hornearemos entre 8 y 12 minutos dependiendo del horno. Una vez cocidas dejar enfriar completamente.

Para el relleno
2

Triturar los anacardos con un poco de leche de arroz hasta obtener una textura muy densa y cremosa.

Para saltear las espinacas poner aceite y ajo en frio en una sartén. Cuando empiece a calentar incorporar la cebolla y dejarla hasta que esté translucida. A continuación incorporar los 300 gr de espinacas cortadas bien finas unos minutos. Procurar no cocinarlas demasiado para que no pierdan color y así mantengan mejor la clorofila.
Añadir la crema arroz y dejar cocinar un minuto junto con el curri, la sal, la crema de anacardos y la pimienta. Dejar enfriar

Rellenar las tartaletas y decorar con las espinacas frescas que hemos reservado cortadas finas para dar volumen.

Si queremos que las tartaletas no se remojen muy rápidamente con el relleno, las podemos pintar con ghee y dejarlas en la nevera antes de rellenar. La capa de grasa evitará que la humedad entre en la masa y así se mantendrá crujiente.

Tartaletas de teff y sésamo con crema suave de espinacas